CRECIMIENTO Y ALIMENTACIÓN

Nuestras aves viven más del doble de tiempo que en otras producciones con un crecimiento lento de más de 81 días.
Realizamos la cría de aves libres de medicamentos, antibióticos, hormonas de crecimiento u OGMs. Obtenemos una mayor seguridad, sin  enfermedades, malformaciones o carencias nutricionales.
Seleccionamos los mejores cereales ecológicos nacionales en origen, con los que elaboramos nuestros propios piensos ecológicos con el fin de obtener el mejor alimento de la mayor calidad. Hacemos un seguimiento de la trazabilidad de todas las materias primas y controlamos su formulación para obtener un mayor valor nutricional en la carne de nuestras aves.
En nuestro obrador de piensos trabajamos desde la óptica de la calidad, no desde el coste, incorporando a nuestra receta materias primas nobles para asegurar un producto final óptimo.  Según la edad del ave disponemos de distintas recetas para ofrecer una alimentación basada en sus necesidades, pues un pollito de unos días no tiene los mismos requerimientos nutricionales que un pollo de meses.

LIBERTAD Y TRANQUILIDAD

Garantizamos hectáreas de pasto para el disfrute de cada una de las aves. Disponen en el exterior de zonas arboladas para protegerlas del sol y realizar sus actividades con normalidad: interactúan entre ellas, examinan el entorno, hacen baños de arena, picotean el campo en busca de insectos.
Todas nuestras granjas están ubicadas lejos de zonas ruidosas, como carreteras o grandes poblaciones para reducir cualquier ruido que las pueda asustar o alterar en su comportamiento vital.
Respiran aire limpio y libre de contaminación gracias a la vegetación frondosa que caracteriza estas zonas. Les aseguramos paz y tranquilidad con un cierre seguro en la finca para evitar la entrada de depredadores.

LIBERTAD Y TRANQUILIDAD

Garantizamos hectáreas de pasto para el disfrute de cada una de las aves. Disponen en el exterior de zonas arboladas para protegerlas del sol y realizar sus actividades con normalidad: interactúan entre ellas, examinan el entorno, hacen baños de arena, picotean el campo en busca de insectos.
Todas nuestras granjas están ubicadas lejos de zonas ruidosas, como carreteras o grandes poblaciones para reducir cualquier ruido que las pueda asustar o alterar en su comportamiento vital.
Respiran aire limpio y libre de contaminación gracias a la vegetación frondosa que caracteriza estas zonas. Les aseguramos paz y tranquilidad con un cierre seguro en la finca para evitar la entrada de depredadores.

CONTROL Y SEGURIDAD

Realizamos un control continuo e innovador del estado ambiental de las granjas para asegurar que se encuentran en las condiciones idóneas en todo momento.
Nuestros técnicos expertos visitan continuamente las granjas para comprobar que a ninguna ave le falte de nada y que todas ellas muestren los signos de completa vitalidad. Nuestras aves se caracterizan por el constante movimiento e interés por su entorno, lo cual significa que se encuentran tranquilas, sanas y felices.