LA EMPRESA

En 1997 empezamos a gestar desde Vilalba (Lugo) la idea de criar un pollo diferenciado buscando tanto el bienestar de los animales, la protección al medio ambiente, como la máxima calidad final del producto.

Entre 1997 y 1999 llevamos a cabo pruebas de diferentes estirpes para obtener la que mejor se adaptase a nuestro entorno, logrando así una raza seleccionada de plumaje rojo tradicional y de crecimiento lento con más de 81 días. A pesar de las dificultades de aquellos años en los que la producción ecológica no gozaba de un reconocimiento como el actual, continuamos trabajando y apostando por nuestro proyecto.

En 1999 iniciamos la producción continuada, siendo la primera carne con certificación ecológica en Galicia y logrando, a partir de una pequeña granja, desarrollar un modelo de producción formado por la mayor integración española de criadores ecológicos.

CRECIMIENTO CONTINUO

Desde esa fecha hubo un crecimiento continuo aumentando año tras año la producción hasta llegar en la actualidad a disponer de 30 granjas por toda la geografía gallega, contribuyendo al desarrollo poblacional y económico de las zonas rurales.

Esto nos permite producir, en la actualidad, el 80% del pollo ecológico consumido en España.

ALIMENTACIÓN 100% VEGETAL

Seleccionamos los mejores cereales nacionales ecológicos en origen para abastecer nuestra fábrica y poder llevar a nuestras granjas el mejor alimento, garantizando, a través de continuos controles, la trazabilidad y la máxima calidad del producto.

Para el reparto de alimento en nuestras granjas disponemos de camiones cisterna propios que se utilizan exclusivamente para este servicio.

Las granjas están ubicadas en amplios parques arbolados donde cada pollo dispone de 4m2 en el entorno de vegetación gallego.

Su crianza se desarrolla íntegramente en las cuatro provincias gallegas en un entorno completamente natural y con una alimentación 100% vegetal.